Infancia y adolescencia

La psicología infantil y juvenil se encarga de dotar a niños y jóvenes de estrategias adecuadas para un crecimiento sano a todos los niveles: fisiológico, psico-motriz, cognitivo, social y emocional.

También proporciona a padres, madres y cuidadores principales, herramientas apropiadas para acompañar de una manera informada sus necesidades y circunstancias personales.

Los distintos trastornos psicológicos no se manifiestan de la misma manera en la población infanto-juvenil que en la población adulta, tienen particularidades que pueden confundir a los adultos responsables. Además, los niños no suelen demandar ayuda, sino que dependen de que un adulto cercano lo solicite.

Hay momentos en los que con el fin de prevenir o ayudar será importante acudir a un profesional capaz de detectar y acompañar las dificultades que puedan estar presentes:

        • Retrasos o alteraciones en el desarrollo.
        • Dificultades a nivel emocional o anímico.
        • Cambios de etapas o ciclos vitales o escolares.
        • Situaciones familiares sobrevenidas.
        • Orientación escolar.

Contáctanos

3 + 15 =

× ¿Podemos ayudarte?